de la adaptación social a la readaptación social

Estándar

Trato de entender una película. El tema central no es lo que me ha llamado la atención del todo, pero sin duda aborda uno de los temas que en más de una ocasión han venido a mi mente: los centros de readaptación social y sus objetivos reales en la sociedad.

No soy sociólogo, ni psicólogo, ni siquiera un especialista en el tema. Simplemente a partir de pláticas, documentos, películas y noticieros es que he podido aprender. Lo poco que sé es: los objetivos en papel distan mucho de los objetivos que los centros de readaptación logran en la sociedad. Las instituciones penitenciarias, y en sí, el sistema penitenciario nacional mexicano carecen de resultados. Aun más esta idea se forja cuando series televisivas reflejan una vergonzosa y aberrante realidad en la que los llamados a administrar este sistema se encuentran sumergidos en actos criminales ocultados por los huecos legales y la poca exigencia de cumplimiento de objetivos.

Ahora me pregunto: ¿qué buscamos en la adaptación social primero? Para luego responder: ¿qué se espera de los procedimientos y programas para la readaptación social? Sin duda creo que nuestro sistema social, mismo que alimenta a cada una de las personas que han cometido crímenes, necesita de una reforma profunda que permita que los individuos que se desarrollan sobre cada sociedad puedan acceder a un desarrollo integral(1) (físico, emocional y, sobretodo, espiritual) capaz de prevenir toda conducta auto-destructiva y destructiva para la sociedad. Si bien, los países llamados desarrollados han logrado incorporar en sus sociedades instituciones con el propósito de readaptación, algo está faltando.

Pareciera que las mayorías, y sobre todo la cultura(2), definen lo que es el adaptarse socialmente. Ese proceso psicológico y sociológico llamado la socialización del individuo no es otra cosa que adentrarse, adecuarse y saber interaccionar con los otros individuos y el entorno donde se desenvuelve, proceso que se desarrolla desde que el individuo nace(3). Por tanto, considero que existe la necesidad de redefinir lo que como sociedad esperamos de nuestras personas y si estas expectativas no provocarán un procedimiento de readaptación sucesivo por distintos factores(4) no sólo los criminales en determinados grupos de individuos.

Centrados en los grupos de individuos que se encuentran en proceso readaptación generado por el quebrantamiento de alguna ley, ¿cómo vemos la sociedad a cada una de estas personas una vez que son puestas en libertad? Lo asemejaría a lo siguiente: cada una de nuestras personas en estas instituciones no son más que el hijo prodigo en el que el hermano (nosotros sociedad) les señalamos con enojo tratando de apagar el gozo que pueda existir por la liberación de ellos. Sin duda, no todos los puestos en libertad vienen con la actitud de arrepentimiento genuino que el hijo pródigo presenta en la parábola, pero sea real o no el arrepentimiento y el ánimo por reincorporarse, la actitud de nosotros viene a ser a la misma. Creo nuevamente, por tanto, que socialmente necesitamos comenzar por hacer un cambio de comportamiento hacia cada una de las personas que han intentado la readaptación.

¿Qué es lo que realmente puede hacerse para reincorporar a cada una de nuestras personas que han cometido un crimen? Es complejo, pero sencillo textualmente: hacer que cada persona vuelva a gozar del desarrollo integral que cualquier otro individuo goza. Empezando en los centros de readaptación para lograr el arrepentimiento real y la preparación física, psicológica y espiritual(5) para adentrarse socialmente durante la estancia en esos centros, para que una vez fuera de ellos, puedan ejercer sus obligaciones que se les demanda como a cualquier individuo, así como el goce de los derechos que todos tenemos.

Se requiere de un trabajo arduo para lograr centros de readaptación reales, y la cantidad de recursos necesarios son altos. Más todo lo material no puede compararse con lo que representa una vida transformada y readaptada.

Notas de pie de página:

(1)   Por integral intento expresar el desarrollo en conjunto de cada uno de esos factores desde el nacimiento de un individuo hasta la muerte de éste, cubriendo las demandas que cada etapa de la vida de un individuo requieren.

(2)   Ahora globalizada.

(3)   Siendo la familia el primer ambiente socializador.

(4)   Factores tales como raciales, étnicos, de género, o cualquiera que coloque a un individuo en desventaja siendo objeto de discriminación, denigración o exclusión.

(5)   Es decir, prepararlos integralmente para ese desarrollo integral.

__

Y escucho: It’s Your love. Porque conozco de testimonios de personas que han transformado su vida totalmente después de sucesos a los cuales no desean volver ni en los recuerdos, pero que son necesarios para reconocer que a quien mucho se le perdona verdaderamente, mucha gratitud hay en ellos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s