Nuevos tiempos

Estándar

2012

“Así dijo el Señor: En tiempo aceptable te oí, y en el día de salvación te ayudé; y te guardaré, y te daré por pacto al pueblo, para que restaures la tierra, para que heredes asoladas heredades; para que digas a los presos: Salid; y a los que están en tinieblas: Mostraos. En los caminos serán apacentados, y en todas las alturas tendrán sus pasos.

No tendrán hambre ni sed, ni el calor ni el sol los afligirá; porque el que tiene de ellos misericordia los guiará, y los conducirá a manantiales de aguas.

Y convertiré en camino todos mis montes, y mis calzadas serán levantadas.

He aquí éstos vendrán de lejos; y he aquí éstos del norte y del occidente, y éstos de la tierra de Sinim.

Cantad alabanzas, oh cielos, y alégrate, tierra; y prorrumpid en alabanzas, oh montes; porque el Señor ha consolado a su pueblo, y de sus pobres tendrá misericordia. “

Isaías 49.8-13

“Porque dice:

En tiempo aceptable te he oído,

Y en día de salvación te he socorrido.

He aquí ahora el tiempo aceptable; he aquí ahora el día de salvación.”

2 Corintios 6.2

En la mayoría de las ocasiones los cambios, lo que viene delante, lo que ha de venir resulta en incertidumbre porque algo que el hombre no ha logrado controlar es el futuro. Podríamos hacer conciente una serie de planes para impactar el futuro y definir en cierta manera su cause, pero todas las variantes que definen en sí el futuro no son controladas en habilidades humanas.

El pasado, serie de sucesos de los cuales nosotros somos responsables en cierta parte, puede ser controlado en tanto que sus efectos en el presente resulten manejables. El presente, el tiempo más escaso e instantáneo, se controlaría a partir de la voluntad y sus intenciones de ésta por tomar decisiones. El presente, por tanto, podría entenderse como toda decisión conciente o inconciente que de una persona resulta; el presente en sí mismo es una decisión.

Es por eso que he tomado hoy la decisión- porque repito las decisiones solo pueden ejecutarse en el presente- de escribir. Escribir para testimonio personal de que el futuro ha sido trazado por mi Padre y que el tiempo en su totalidad pertenece y está en Él. El tiempo: pasado, presente y futuro, Él lo conoce. El tiempo, completamente, Él lo define. El tiempo está en Él.

Mi Padre ha hablado, ha hecho tiempo aceptable hoy, y día de salvación también. Ha limpiado nuestras vidas del pasado. Nos ha permitido vivir en un presente donde podemos conocerLe. Podemos estar seguros de un futuro donde Él nos guardará. Eso es parte de la salvación: cada día Él nos guarda cuando hemos sido hechos hijos suyos y caminamos bajo su voluntad.

Él ha hablado y definió tiempos en los que la tierra será restaurada, y los presos serán libertados de sus cadenas y los que están en tinieblas serán alumbrados. Desde lejos, desde el Norte, desde el Occidente, y de todo lugar vendrán. Tiempos en los que Su misericordia nos guíe a manantiales de agua viva. Estos son nuevos tiempos.

En Jesús, en Quien la salvación ha sido dada a todo aquel que decide creer en Él como Señor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s