y no lo hallé

Estándar

Ezequiel 22:24,29,30

“Hijo de hombre, di a ella: Tú no eres tierra limpia, ni rociada con lluvia en el día del furor. […]

El pueblo de la tierra usaba de opresión y cometía robo, al afligido y menesteroso hacía violencia, y al extranjero oprimía sin derecho.

Y busqué entre ellos hombre que hiciese vallado y que se pusiese en la brecha delante de mí, a favor de la tierra, para que yo no la destruya; y no lo hallé”

 

La maldad se ha multiplicado en todo lugar de la tierra. En México, en Jalisco, en Guadalajara, en Ayotlán, en todo pueblo, la maldad está por todos lados. Los hombres de este mundo, llenos de avaricia y vanidades corren hacia la muerte viviendo en mentiras, sujetando su vida con palabras que sólo endulzan sus oídos, pero pervierten su alma.

Basta con encender la televisión, escuchar y ver unos cuantos minutos para darnos cuenta cuán pervertido el  mundo está, basta con hojear un periódico para descubrir hasta dando la  maldad ha aumentado.

Y en medio de toda esta maldad en el mundo, la Iglesia de Jesús se enfrenta a supuestos cristianos que han corrompido la Verdad, la Palabra de Dios, hablando mentiras. Líderes hambrientos por la fama, el poder, el dinero, pero que nunca han nacido de nuevo; líderes que viven con los ojos puestos en los deleites de este mundo, más nunca en el Reino de Dios. Sus ojos cegados para ver a Dios, sus mentes entenebrecidas para entender la Verdad.

Y en medio de este mundo, Dios busca quien haga frente a todo principado de maldad, hombres valientes que anhelan a Dios más que a cualquier cosa, hombres que aman a Dios más que a sus propias vidas, hombres que, nacidos de nuevo, arriesgan todo por llevar la Verdad en Jesús a todo lugar, hombres que apagan las mentiras del diablo con la Palabra de Dios, hombres que no tienen miedo ni al mundo, ni al diablo, hombres que lo dan todo por Jesús.

En los tiempos de Ezequiel, Dios no halló ni siquiera un hombre que clamara por la salvación de su pueblo para evitar que la ira de Dios consumiera a Israel. En este tiempo, ¿Dios hallará al menos un hombre?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s