rechazados

Estándar

“Porque ni aun sus hermanos creían en Él”. Juan 7:5

 

El evangelio es locura para el mundo. El creer en Jesús como único y suficiente Salvador, el caminar rectamente obedeciendo sus mandamientos, el llevar una vida de piedad y santidad apartada de la perdición del mundo, el predicar a todo humano la salvación en Jesús, todo esto, es locura para el mundo. Hay muchos que atentarán contra nuestra vida, otros tantos sólo se burlarán, algunos más desprestigiarán nuestra vida con mentiras, unos buscarán apodos y etiquetas para señalarnos y desvirtuarnos, y siempre habrá quien intente perseguirnos y hacer cosa mala en contra nuestra. Sí, todo esto, también es parte de la vida con Jesús.

Pero recordemos: Jesús fue rechazado primero. Y fue rechazado por sus hermanos desde su casa. Imagina por un momento: Jesús creciendo en medio de una familia cuyos hermanos no creían que Él, Jesús, es Dios mismo, hermanos que probablemente desvirtuaban sus palabras, sus acciones y aún su autoridad. Pero Jesús fue humilde y obediente hasta la muerte.

Si ahora vemos nuestra vida, encontraremos no sólo conocidos que nos han rechazado a causa de Jesús, sino que también encontraremos familiares que ven en nosotros la traición a la religión que por años, quizá generaciones, se ha enseñado, una religión sin sentido. A pesar de ello, en nuestra alma existe ese anhelo ferviente para que la Vida que hay en nosotros alcance a cada uno de nuestros familiares y amigos para salvación.

No estamos solos. Dios está con nosotros aún cuando estemos en la parte más escondida del mundo predicando el evangelio. Y si Dios es con nosotros, ¿quién podrá contra nosotros?

 

“Si el mundo os aborrece, sabed que a mí me ha aborrecido antes que a vosotros. Si fuereis del mundo, el mundo amaría lo suyo; pero porque no sois del mundo, antes yo os elegí del mundo, por eso el mundo os aborrece”. Juan 15:18,19

“Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan, y digan toda clase de mal contra vosotros, mintiendo. Gozaos y alegraos, porque vuestro galardón es grande en los cielos; porque así persiguieron a los profetas que fueron antes de vosotros”. Mateo 5:11,12

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s