una oración por nuestros niños

Estándar

Padre no permitas que ninguno de nuestros niños, aquellos hijos que nos has dado, se pierdan en la maldad de este mundo y en las manos del enemigo. Permite que ellos procedan al arrepentimiento y conozcan la salvación en ti, Jesús.

Que cada niño que es enseñado e instruido en Tu Palabra desde pequeño en la escuela dominical, no se aparte cuando crezca de Tus Caminos. Que su anhelo sea glorificarte a Ti con sus vidas, y que su pasión sea servirte a Ti en todo momento y en todo lugar donde les permitas estar. Permite que ellos crezcan conociendo de Ti, y conociéndote sin distorsiones humanas o perversas, que crezcan conociendo al único y verdadero Dios quien por amor les has tomado para que sus vidas no se corrompan.

Enséñales justicia y misericordia, enséñales perdón y reconciliación, enséñales rectitud e integridad, enséñales mansedumbre y humildad, enséñales amor y entrega a Ti, y que todo esto quede grabado en sus corazones por toda la eternidad, escribe en sus corazones Tu ley. Que sus vidas sean fundamentas en la roca que eres Tú, Jesús, que sus vidas sean dirigidas hacia la salvación y transformación de la vidas de millones en este planeta que clama a lo alto por Tu justicia.

Sé que muchos padres pueden estar preocupados por la vida de sus hijos, y el mundo donde viven. Sé que muchos padres tienen miedo que sus hijos se pierdan. Sé que muchos padres desean fervientemente que la maldad no toque la vida de sus hijos. Y también sé, que Dios es más grande y más fuerte que la maldad de todas las potestades que dominan al mundo, y Tú, Dios, más que nadie anhela y ama a estos pequeños.

Ayúdanos Padre, a nosotros como jóvenes y adultos, a instruir a esta generación de niños en Tu Ley y en Tu Verdad. Ayúdanos a que nuestro hablar de Ti no sea sólo a través de nuestras bocas, sino también a través de nuestras vidas. Que nuestro testimonio, nuestra forma de vivir, nuestra forma de conducirnos por el mundo sea para ellos luz y no piedra de tropiezo.

Sé, Padre, que Tú estás levantando a una generación diferente, una generación poderosa, una generación que trastornará el mundo para entregártelo a Ti, Jesús. Sé que ellos, nuestros niños, tendrán por basura las cosas y deleites que este mundo puede ofrecerles, y que vivirán apasionados por agradarte a Ti, en santidad y pureza de corazón y de manos.

Guárdales del mal, Padre, aún dentro de sus casas. Guárdales del mal, aún en sus escuelas. Guárdales del mal, aún en la sociedad. Que nada toque sus vidas para destrucción sino para edificación, porque sabemos que ellos están y estarán en Tus manos por la eternidad. Por Jesús, Salvador nuestro, Dios nuestro. Amén.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s