padeciendo un poco de tiempo

Estándar

Dios está más interesado en nuestro carácter que en nuestra comodidad. Esto no afirma que Dios no esté interesado en nuestro bienestar, sin embargo Él anhela profundamente que en nosotros el carácter de Cristo se desarrolle. Y ésta es la necesidad de todo aquel que ha encontrado salvación en Jesús y ha rendido todo a Él. Repito: ha rendido todo a Él.

La pregunta ahora es ¿hemos rendido realmente todo a Él? Ó ¿nos hemos quedado con una reserva en nuestros corazones, en nuestras mentes, en nuestras vidas, en nuestro trabajo o escuela o familia en la que Él no haya todavía tomado completo control? Él no sólo merece de nosotros todo, sino que ha pagado precio de sangre por  nosotros por lo cual toda nuestra vida le pertenece si hemos decido entregársela. Dios no quiere nada a medias, sino desea fervientemente todo lo que nosotros somos o podemos tener, porque le pertenecemos.

Entonces, si el fin es desarrollar el carácter de Jesús en nosotros, todo suceso que en nosotros ocurra desde el más sencillo hasta el más complejo debe permitirnos desarrollarnos en ese sentido. Es de todos conocidos que para los que aman a Dios, (repito: para los que aman a Dios), todas las cosas ayudan para bien. Y el apóstol Pedro nos declara que seremos perfeccionados, afirmados, fortalecidos y establecidos en la Verdad en Jesús después que hayamos padecido un poco de tiempo. (1 Pedro 5:10)

Quizá hoy las situaciones en nuestra vida muestran mucho dolor y confusión, pero sujetos de Dios no debemos temer porque Él se glorificará en nosotros. Entendiendo siempre que nuestra vida debe estar siempre con una humildad profunda y un arrepentimiento sincero delante de Él, nuestro Creador y Padre eterno.

Echemos pues toda nuestra ansiedad sobre Él, porque Él tiene cuidado de nosotros. Seamos sobrios y velemos; porque nuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar; al cual necesitamos resistir firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en nuestros hermanos en todo el mundo. (1 Pedro 5:7-9).

A Él sea la gloria y el imperio por los siglos de los siglos. Amén.

Anuncios

Un comentario »

  1. No sabia q podria escribirte aqui :-)…….. esta genial jac todo lo q escribes es puro Don de Dios t felicito, la Bendicion fue triple por el mensaje obviamente, por el video q esta hermoso, y por un tema d la semana pasada q escribiste y q no habia leido, no se por q,………Grcacias jacob por que Bendices mi vida……. cuando pusiste q nosotros con nuestra vida Glorificamos a Dios, tu eres un ejemplo d eso 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s