en Cristo

Estándar

“Pero ahora en Cristo Jesús, vosotros que en otro tiempo estabais lejos, habéis sido hechos cercanos por la sangre de Cristo.” Efesios 2.13

 

¡Qué tiempo tan hermoso Dios nos permite vivir como parte Su iglesia! Su iglesia: ese grupo de personas imperfectas que están siendo perfeccionadas por la obra de Su Espíritu en nosotros. ¡Qué maravillosa promesa! ¡Qué bendición tan especial y única!

Dios bendiga a los pastores y a cada uno de los líderes y autoridades que Él ha puesto para bendición nuestra. Dios les bendiga en sobremanera y que en sus corazones sobreabunde el amor y la gracia de nuestro Señor Jesús. Dios les bendiga con una dependencia y total rendición a Él.

Estar en Cristo es una bendición que poco podemos describir. No es un estado  mental, ni un estado emocional, sino un estado espiritual que nos permite tener gozo en medio de la tribulación, tener paz en medio de la prueba, vivir confiados en medio de dificultades, es un amor que lo cubre todo y nos lleva al mar de Su gracia eterna donde todo viene de Él, donde todo se trata de Él.

Estar en Cristo es algo sobrenatural que no se explica con palabras, pero que se testifica en cada acto y pensamiento y actitud y palabra, se testifica con nuestra vida entera. Estar en Cristo es vivir confiados sabiendo que nuestra vida está siendo perfeccionada y donde nuestra maldad está siendo limpiada. Estar en Cristo es vivir en arrepentimiento y humildad porque Su Espíritu nos lleva a ello. Estar en Cristo es crecer en carácter y conocimiento de Dios, pero no un conocimiento que viene de hombres, sino de Dios.

Estar en Cristo es por la eternidad. Es lo mejor que puede en nuestra vida haber sucedido, es lo mejor que nuestro vida puede haber recibido, sin merecerlo, sin buscarlo, sin esperarlo. Estar en Cristo es vivir en plenitud, es vivir en perdón perfecto, en amor eterno.

Estar en Cristo es por lo cual hemos sido hechos, por lo cual hemos sido creados. Porque separados de Él, nuestra vida no tiene razón alguna, porque sin Él nuestra vida sería como un ruido en medio de una pieza musical extraordinaria.

Al que está sentado en el trono, Al que vive para siempre y siempre sea la gloria, sea la honra y el poder. A Jesús.

Anuncios

Un comentario »

  1. Soy muy afortunada de que estamos en Cristo juntos, porque a pesar de que tenemos que vivir en Cristo y no en los hombres, otros hombres en Cristo puede ayudar a guiar y inspirar a nuestros pensamientos … aunque no se haya directamente me enseñó a ser fuerte en la fe, Dios me dirigió a aprender acerca de su fe, por lo que la mía sería más fuerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s