el pecado que no confesamos

Estándar

“Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros. Si confesamos nuestros pecados, Él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a Él mentiroso, y Su Palabra no está en nosotros.” 1 Juan 1:8-10

 

Dos ocasiones recuerdo ahora en que dos profetas (Natán y Gad) vienen al rey David y lo confrontan acerca de su pecado. La primera ocasión, a través de una pequeña historia, Natán expone el pecado de adulterio y asesinato que el rey David había cometido (2 Samuel 12); en la segunda ocasión, después de que David con peso en su corazón reconoce su pecado delante de Dios, el profeta Gad se acerca a David para decirle de las consecuencias de su pecado (2 Samuel 24). Algo que sin duda sirvió grandemente a David respecto a su pecado es el de tener a hombres de Dios cerca que le hicieran reconocer sus faltas.

Hoy en día, todo verdadero hijo de Dios sabe que en nuestra vida, aún cuando ya hemos recibido salvación, seguimos cometiendo pecados. Sin embargo, esto no nos lleva a un estado de vivir en pecado deliberadamente, sino a una constante humillación delante de Dios para implorar Su perdón a través de la sangre de JESÚS. Dios permite esta situación por un tremendo propósito: vivir sujetos de Su gracia eternamente, porque fuera de ella todo se vuelve a simples motivaciones e intentos humanos.

Además, algo que el pastor de la iglesia nos ha mencionado es que necesitamos estar constantemente rindiendo cuentas a otros hombres de Dios acerca de nuestra vida: cada detalle de ella para que sea identificado todo pecado que aún no ha sido confesado, o que sean identificadas aquellas cosas que pudieran hacernos pecar en un futuro. Esto fue de gran bendición para David, ya que a pesar de que las consecuencias de sus acciones fueron terribles aún para todo el pueblo, esto le permitió vivir con un corazón humillado delante de Dios y evitar, así, que su vida pereciera.

Dios nos provee de hombres y mujeres Suyos a los cuales nosotros podemos estar exponiendo nuestra vida delante de ellos. Hombres y mujeres como los hermanos en la fe en quienes podemos apoyarnos para orar, para confesar nuestras debilidades y luchas para que oren por nosotros, para poder pedir consejo, para que Dios les use para que revele aquel pecado que aún no hemos confesado a Dios. Estos hermanos y hermanas en la fe son nuestros confidentes, personas en la que nuestra vida está abierta para ser analizada y recibir exhortación y consejo.

Por supuesto que nuestra principal y más importante relación es con Dios, y que a través de esta relación Dios a través de Su Espíritu nos revela muchas cosas. Pero de igual forma, Dios usa a hombres, como sucedió con el rey David, para que aquel pecado que no hemos confesado, pueda ser descubierto y esto nos lleve a humillarnos delante de Dios para recibir Su perdón.

Pide a Dios este día para que permita que hombres Suyos, verdaderos hermanos en la fe, puedan llegar a tu vida para ser esos confidentes en los que tú puedas abrir toda intención de tu corazón, toda motivación en tu alma, toda área de vida, y que a través de ellos, Dios les use para revelarte todo pecado que no has confesado, y también para recibir apoyo para crecer cada día más y vencer pecados que por años te han mantenido atado.

Anuncios

Un comentario »

  1. How beautiful, Jacob. I am not a perfect Christian, but you know you are in my prayers. You can talk to me about anything, and I will do my best, and let God guide me to the right thoughts, to help you think about things. Never doubt that you can say something to me, or be too embarrassed… you will never face my judgment =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s