llovía

Estándar

llovía, llovía

en esa mañana que en tarde se convertía

en un noviembre que húmedo caminaba

en aquellas calles de verdadera historia

de aquel siglo y de este también.

 

miraba, miraba

la lluvia caer entre la gente que de prisa caminaba

llegaban y se iban, volvía y regresaban

y yo sonreía al verte

entre recuerdos vivos

de aquella tarde nuestra.

 

platiqué con Dios, sí, platicamos

confesé mi amor, sí, le confesé

entre sueños que en sonrisas dibujaba

y Él me acariciaba en lluvia y en palabras.

 

descubrí que enamorado estoy

de ti y tus palabras

de ti y tus sueños

de ti y tus propósitos

de ti y tu vida,

y más de Él

que enamorado está de los dos.

 

Dios enamorado de ti

Dios enamorado de mí

Dios enamorado de los dos,

Dios nos ama.

 

llovía y yo miraba la lluvia

llovía y yo sonreía a ti

llovía y platicaba a Él

de este amor nuestro

que en confesión

llega a Él en cada día.

 

la lluvia era de sueños

y también de anhelos

pero más de Su Espíritu.

y llovía.

Anuncios

»

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s