¿qué es lo que más te llena?

Estándar

“cuando sonaban, pues, las trompetas, y cantaban todos una, para alabar y dar gracias al Señor, y a medida que alzaban la voz con trompetas y címbalos y otros instrumentos de música, y alababan al Señor, diciendo: Porque Él es bueno, porque Su misericordia es para siempre; entonces la casa se llenó de una nube, la casa del Señor. Y no podían los sacerdotes estar allí para ministrar, por causa de la nube; porque la gloria del Señor había llenado la casa de Dios.” 2 Crónicas 5.13,14

 

En una ocasión un compañero del trabajo mencionó una frase que demuestra su afición por el futbol. Él dijo: yo vivo cada semana para que sea sábado para poder ir a jugar futbol, yo anhelo que sea sábado para jugar.

Hay cosas en nuestra vida que disfrutamos demasiado. Puede ser estar con la familia o con amigos, estar leyendo un buen libro, estar escuchando alguna canción que te encanta, o quizá jugar futbol, cantar, tocar algún instrumento musical, predicar la Palabra y compartir a otros de JESÚS, quizá una película, o alguna comida. Somos tan diferentes cada persona que aun en una misma familia aquellas cosas que nos “llenan” pueden ser dan diversas.

En esta semana leyendo el segundo libro de Crónicas, Dios me llevó a leer la dedicación del templo de Jerusalén en los tiempos del rey Salomón. La Biblia nos enseña que cuando los levitas empezaron a entonar cantos y tocar instrumentos una nube llenó el templo y, tanta era la presencia de la gloria de Dios, que las personas tuvieron que salir del templo. La Biblia dice literalmente “porque la gloria del Señor había llenado la casa de Dios”.

Lo impresionante de ese versículo es que Dios (a quien los cielos de los cielos no pueden contener) había llenado un lugar físico en la tierra: el templo de Jerusalén. Pero Su presencia solo había llenado un lugar físico, no a las personas quienes tuvieron que salir porque no podían estar donde la presencia de Dios estaba. La primera idea que en nuestra mente se forma es que el templo se llenó y, como estaba tan lleno, ya no había lugar para nadie más. Pero si nos adentramos más en este pasaje y en la Biblia, podremos comprender que la presencia de Dios es temible pero también es lo mejor para nosotros. Es decir, estar en la presencia de Dios puede causar un temor tremendo que nos lleve a huir, pero también puede atraernos más y más a Él.

En los tiempos antes de JESÚS la presencia de Dios solo se manifestó en lugares como el templo de Jerusalén. En nuestros tiempos la presencia de Dios puede manifestarse en nuestra vida porque la Biblia enseña que nuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo donde Él habita. ¿Puedes imaginar lo que esto significa? El mismo Dios que llenó el templo de Jerusalén puede derramarse en tu vida y, literalmente, llenarte de tal forma que tú mismo y los que te rodean puedan notar en ti esa diferencia con el resto del mundo.

El mundo y Satanás van a tratar de impedir constantemente que no te llenes de Dios o que, siendo ya bautizado por el Espíritu Santo, en tu vida constantemente el Espíritu viva contristado. Y esto se logra a través de las cosas con las que estás llenando tu vida.

No quisiera satanizar las cosas que te gustan porque hay cosas que nos agradan mucho hacer y que Dios aprueba. Sin embargo, puede que esas cosas estén llenando más tu vida que la presencia de Dios. Pero también, puede haber cosas que totalmente van en contra del corazón de Dios y que debemos erradicar cuanto antes de nuestra vida con la ayuda del Espíritu Santo.

¿Cómo podemos llenar nuestra vida con la presencia de Dios? Ora mucho a Dios para que así sea. Pídele a Dios que Él derrame Su Espíritu en tu cuerpo y que te guíe para que tu vida sea un reflejo de Su gloria. Deléitate en Su palabra, deléitate en pasar tiempo con Él a través de la oración, el ayuno, ayudando al necesitado, buscando que tu fe crezca.

El templo de Jerusalén se llenó de la presencia de Dios cuando los levitas empezaron a cantar y tocar instrumentos. Haz que tu vida sea un alabanza continua para Dios.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s