JESÚS es Dios

Estándar

“Él [JESÚS] es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación.” Colosenses 1.15

“Porque en Él [JESÚS] habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en Él, que es la cabeza de todo principado y potestad.” Colosenses 2.9

 

Las tinieblas tiemblan a Su Nombre. Toda potestad se sujeta a Él. No hay otro igual sobre toda la eternidad. Toda autoridad le ha sido dada por el Padre, y Él ha redimido un pueblo para sí. Él creó el universo entero con sólo pronunciarlo. Él trajo a los hombres libertad del yugo de esclavitud al cual estábamos sujetos. Él es Dios.

Aprendí hace algunos meses una realidad que está sobre el mundo entero. Esta realidad no es nueva pero sí ha tenido fuerza en nuestros días. Si bien Satanás puede soportar la moralidad y las enseñanzas éticas del cristianismo, lo que él no puede soportar es la autoridad de Cristo, porque aun a la autoridad de Cristo, Satanás no puede huir, teme a ella. Y en este miedo, Satanás intentará desvirtuar esa autoridad ante los ojos de los hombres, ante el mundo entero. Pondrá en duda la autoridad de Cristo, Su Deidad, intentará poner en duda que Él es Dios.

Quizá conoces esa frase que se hizo popular en las últimas décadas, frase dicha por un prominente líder religioso a nivel mundial. Este líder declaró algo que en nuestros días suena como una verdad que pocos discuten, sin embargo es una mentira que solo intenta minimizar la autoridad de Cristo. Esta frase plantea que todas las religiones llevan a Dios, todas ellas son caminos para acercarnos a Él. Sin embargo, la Biblia no soporta tal cosa, sino al contrario, la Biblia establece que ninguna religión lleva a Dios, porque todas las religiones son intentos corrompidos del hombre por encontrar un camino que les haga sentir menos culpables. La Biblia es muy clara: solo hay un camino, y ese camino es JESÚS.

La autoridad de Cristo, Su Deidad, es experimentada en la vida de cada hijo de Dios de maneras que poco podemos explicar. Su autoridad en nuestras vidas trae vida en medio de las tinieblas. Su autoridad rompe todo lo que nos tenía atados a servidumbre del pecado. Su autoridad trae paz y gozo a vidas que no merecían más que la muerte. Su autoridad es tan infinita y profunda que Él renueva lo que no tenía propósito. La autoridad de Cristo, Su Deidad, Su sacrificio, es suficiente, nada más puede añadirse a ella para que nuestra vida pueda ser salva.

En los últimos tiempos, cuando el mundo esté a punto de perecer y la segunda venida de Cristo sea inminente, surgirán por todos los rincones de la tierra intentos por cuestionar y poner en duda a Cristo y Su autoridad. Sin embargo, los hijos de Dios podrán estar confiados de que su vida solo pertenece al único Dios verdadero: JESÚS.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s