¿te duele México?

Estándar

“Jerusalén, Jerusalén, que matas a los profetas, y apedreas a los que te son enviados! ¡Cuántas veces quise juntar a tus hijos, como la gallina a sus polluelos debajo de sus alas, y no quisiste!” Lucas 13.34

Los hechos recientes que dominan las noticas de nuestro país son aterradores. Hombres siendo asesinados sin mayor motivo. La muerte, aquella que parece ya tan normal en las noticias y en las pláticas, ha tomado a México como rehén, ha tomado a México cautivo. La corrupción, esa que por décadas fue alimentada, ahora cobra su cuota con vidas, y vidas por doquier. En el norte, o en el sur, en ciudades y en rancherías, en las calles o en lugares despoblados. México nos duele.

JESÚS sintió un dolor por Jerusalén. En su alma, JESÚS sentía un peso por esa ciudad tan especial y amada por Él. Por siglos profetas enviados a Jerusalén para rescatarla de su idolatría y corrupción eran asesinados y perseguidos. Pero lo peor estaba por venir sobre esa ciudad: el asesinato de JESÚS por la misma gente de Jerusalén, la muerte del Hijo de Dios en esa ciudad. A JESÚS le dolía Jerusalén.

¿Te duele a ti México? ¿Sientes ese dolor tan profundo por esta tierra que por dentro una angustia tan fuerte te lastima? ¿Te duele en verdad esta tierra? Si es así, hay algo que como cristianos podemos hacer y que es más poderoso que salir a las calles, o que es más fuerte que levantarse en armas. Eso que los cristianos podemos y debemos hacer por esta tierra es ORAR y CLAMAR por México.

¿Cuánto hemos orado por esta tierra en la última semana? ¿Cuánto has clamado por aquellos hombres y jóvenes que mueren? ¿Por aquellas mujeres y niñas que son ultrajadas? Los cristianos tenemos acceso libre al Padre para clamar por esta tierra, y podemos pedir conforme a Su voluntad. Oremos por cada vida que está corrompida, oremos por cada hombre o mujer cuya vida está atada por la maldad, oremos por aquellos hombres y mujeres que viven en temor y oscuridad. Oremos por cada mexicano, por cada uno de ellos. Cada que escuches una noticia, ora por México.

A veces creemos que México está viviendo tiempos terribles. Que la maldad ha llegado a niveles inimaginables, pero hay algo que es peor que eso. Lo peor que le puede pasar a un país, es una iglesia dormida.

Estoy seguro, que en medio de esa oración y ese clamor que levantemos hacia Dios por este país, Dios nos guiará a actuar de maneras sabias para que este país sea limpiado de toda corrupción. Y cuando ese llamado a actuar sea dado a ti, no tardes en responder. Puede ser algo como compartir el evangelio a algún vecino o conocido, o puede que Dios te pida hablar con tus gobernantes y orar por ellos. Porque ese dolor y clamor que tenemos por este país, es un dolor y angustia que JESÚS también siente por esta tierra.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s