¿por qué JESÚS incomoda tanto al mundo?

Estándar

“Sabiendo JESÚS en sí mismo que Sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: ¿Esto os ofende?” Juan 6.61

El mensaje de JESÚS era una locura para los judíos y demás personas de su tiempo. Aún para Sus propios discípulos muchas de las palabras de JESÚS eran tan duras que los llevaron a decir: “dura es esta palabra, ¿quién la podrá oír?” (Juan 6.60). El mensaje de JESÚS, JESÚS mismo, ponía en jaque tantos paradigmas religiosos, sociales y políticos de su tiempo. Sus enseñanzas, modelos sobre los cuales muchas de nuestras sociedades actuales se han construido, eran un golpe al sentido común de la humanidad entera: camina la segunda milla con aquel que te oprime, ama a tu enemigo y bendice al que te maldice, no respondas mal con mal sino pon tu otra mejilla, no mires con codicia a una mujer porque eso aun es adulterio delante del Padre. JESÚS elevó los estándares de Dios a un nivel tal que hacía imposible en fuerza humana poder cumplirles. JESÚS era en sí mismo el cumplimiento de la ley de Dios.

JESÚS era un dolor de cabeza para líderes religiosos, como hoy en nuestro tiempo lo sigue siendo. JESÚS era un peligro para los líderes políticos de su tiempo, como hoy en nuestro tiempo resulta igual. JESÚS era una locura para la gente de su tiempo, como hoy en nuestro tiempo lo es para el mundo. JESÚS el hombre que dividió la historia con Su solo nacimiento. JESÚS el hombre que causó que un imperio tan poderoso como el romano volteara sus ojos a Él al ver la transformación que Sus seguidores habían causado en unos cuántos siglos. JESÚS el hombre que incomoda nuestro mundo porque pone en evidencia nuestra necesidad de Él, porque fuera de Él la verdadera salvación no es posible. JESÚS: Dios hecho hombre para salvación de un mundo sumido en sus pecados, pecados que lo llevan cautivo a una eternidad en el infierno.

JESÚS no es el hombre que trajo “unicornios rosas” al mundo, sino que confrontó con Su vida las estructuras que soportan al mundo aun hoy en día.

Pero ese JESÚS, ese hombre, Dios hecho hombre, se volvió y es también en nuestro tiempo la esperanza para el mundo, porque JESÚS no sólo exhibe nuestros pecados, sino que muestra también nuestra necesidad de Él como el único camino para salvación. JESÚS, que en su cuerpo llevó todo el pecado del mundo, da libre acceso al Padre a aquel que decide recibir en arrepentimiento y humildad tan hermoso regalo. JESÚS eleva estándares, confronta nuestra vana manera de vivir, nos muestra una vida mejor, nos lleva a un nivel en la relación con el Padre tan íntima que uno queda rendido en profundo agradecimiento, JESÚS nos rescata día a día de un mundo que necesitando tanto a JESÚS corre con desenfreno hacia lo que no aprovecha y termina por matar y matar por siempre.

Nuestra antigua naturaleza será confrontada todos los días por la sola presencia de JESÚS y Su Palabra, pero nuestra nueva naturaleza dada por la fe en JESÚS encontrará en Él y Su Palabra una esperanza que le mantendrá hasta el último día en completa seguridad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s