¿tienen Sus ejércitos número?

Estándar

“¡Y cuán leve es el susurro que hemos oído de Él! Pero el trueno de Su poder, ¿quién lo puede comprender?” Job 25.26

Intentar comprender a Dios en toda Su majestad es una tarea interminable que pondrá a prueba nuestras capacidades humanas, siempre limitadas por sí mismas. Reducir a Dios en un solo concepto, intentar describirle con un puñado de palabras, atreverse a hablar de Él es una osada labor que nos llevará a concluir: “¿qué es el hombre para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” (Salmo 8.4)

¡Cuán leve, diría Job, es lo que hemos oído de Él! (Job 25.26) ¿Quién podrá estar de pie cuando Él se manifieste? Nuestro Dios que es fuego purificador. (Malaquías 3.2)

Y el salmista concluye: Ahora, pues, oh reyes, sed prudentes; admitid amonestación, jueces de la tierra. Servid al Señor con temor, y alegraos con temblor. Honrad al Hijo, para que no se enoje, y perezcáis en el camino; pues se inflama de pronto Su ira. Bienaventurado todos los que en Él confían.” (Salmo 2.10-12).

Seamos, pues, prudentes, teniendo siempre presente que servimos al Dios vivo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s