Creador tuyo, oh Jacob

Estándar

“Ahora, así dice el Señor: Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque Yo estoy contigo; te puse nombre, Mío eres tú. Cuando pases por las aguas, Yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.” Isaías 43.1,2

Dios ha dado una palabra a mi vida de una manera sorprendente. Después de que el alma fue golpeada por una breve confusión y angustia, después de la alabanza con Su iglesia Dios confirmó: Creador tuyo, oh Jacob.

Cuando Su palabra llega, Su palabra golpea con fuerza, golpea hasta sacudir todo miedo y duda, porque Su palabra nunca vuelve vacía. Fue, así lo confirmo ahora, una palabra que Dios habló para traer confianza, traer certeza, confirmar que Él está con los Suyos, contigo, conmigo. “No temas”, dice el Señor, “porque Yo te redimí; te puse nombre, Mío eres tú”.

Quisiera expresar cuán hermosa es esta palabra a mi vida. Desde el versículo 1 hasta el 7 del capítulo 43 de Isaías fue leído después de la alabanza hoy con Su iglesia. Llegó con fuerza para sacudir dudas y confirmar Su perfecta obra en nuestra vida, una vida que le pertenece completamente.

La Palabra de Dios no son amuletos o conjuros mágicos. Es verdad que se cree en el corazón y se predica con la vida. Sana, restaura, alienta, guía, disciplina, confronta, entresaca lo precioso de lo vil. Su Palabra, guía del humilde corazón, del pobre de espíritu, del de limpio corazón, de los que anhelan justicia y claman a lo alto. Su Palabra es más dulce que la miel, medicina a nuestra vida.

¡Oh, querido lector! Quisiera poder transmitir cuánta verdad podemos encontrar en Su Palabra, en la Biblia. Cuántas promesas, cuánta guía para toda decisión, cuánta disciplina que produce vida. Hoy Dios de una manera maravillosa ha hablado a mi vida, sin duda quiere hablar también a tu vida.

Los tiempos podrán no ser alentadores, pero Su Espíritu, poder de lo alto, nos guiará a toda verdad, a toda verdad para lograr un conocimiento pleno de JESÚS. No se trata de nosotros, Él es nuestro creador. Se trata de Él, nuestra vida le pertenece. Él nos ha creado. Él nos ha formado. Él nos ha redimido.

¡No temas!

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s