el poema que no he podido escribir

Estándar

conocí su voz en aquella mañana fría
abrazada por el calor de la iglesia perseguida
por aquellos que siendo hermanos
alejados de Su cuerpo a vivir nos obligan

a mi lado le encontré en palabras pronunciadas
que intentaron limpiar las lágrimas
de una Navidad dolida en angustias
que en el espíritu se comparten en vidas

no quise fijar mi corazón en su mirada
yo tenía dolor pero aún mas tenía angustia
pero las palabras en sus ojos
motivaban sonrisas y alimentaban esperanzas

quise, por instantes, escribir poemas de amor
intenté, en segundos, acariciar las esperanzas
soñé, volví a soñar, en oportunidades eternas
y regresé, aquí, confiando en Su promesa.

¿quién puede escribir amores sublimes
sino el Padre que les sujeta?
¿quién puede alimentar al corazón
sino Su Espíritu que nos consuela?
¿quién nos acercará a la eternidad
sino el Hijo que en días nos habita?

y ayer volvió usted, aquí,
con más esperanzas y sueños
y aún más palabras
que de un corazón apasionado por Él
alimentaron días de este verano

ya no era invierno, no, ya no era invierno
más es verano lleno de soles
que juegan entre nubes y lluvias de color
sí, de nuestros colores

¿quién podrá detener al amor de nuestro Padre
que en días comparte con hijos que enamorados
se descubren en un verano suave
que de agua viva nos invade?

¿quién podrá escribir este poema
en vidas, en nuestra vida, en Su vida
que rendida a Él
permanece en Su promesa?

Anuncios

Un comentario »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s