¿cuánto más a los de su casa?

Estándar

“El discípulo no es más que su maestro, ni el siervo más que su señor. Bástale al discípulo ser como su maestro, y al siervo como su señor. Si al padre de familia llamaron Beelzebú, ¿cuánto más a los de su casa? Así que, no los temáis; porque nada hay encubierto que no haya de ser manifiesto; ni oculto, que no haya de saberse. Lo que os digo en tinieblas, decidlo en la luz; y lo que oís al oído, proclamadlo desde las azoteas. Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.” Mateo 10.24-28

 

Imaginar a JESÚS durante Su tiempo en la tierra puede ser algo asombroso y a la vez traer gran temor. Dios hecho hombre habitando en medio nuestro, caminando alrededor nuestro, predicando en sinagogas, subiendo a una barca y predicando desde ahí, sanando enfermos, perdonando pecados y trayendo libertad. Imaginar a JESÚS confrontando las estructuras religiosas y sociales, confrontando las tradiciones de hombres, y a su vez cumpliendo toda la ley. JESÚS cercano, JESÚS enseñándonos el camino al Padre, JESÚS en quien la gracia ha sido derramada.

Y como contraste, imaginar a líderes molestos, llenos de odio hacia JESÚS, buscando oportunidad para culparle y asesinarle, trae una tristeza, confronta nuestra vida, nos revela en parte con lo que JESÚS se enfrentó. Líderes acusando a JESÚS que Él, el mismo Dios hecho hombre, hacía todo eso “por el príncipe de los demonios” (Mateo 9.34). JESÚS acusado de ser un instrumento de parte del diablo, de Beelzebú.

Quisiera que pudiéramos por un momento “entender” esa postura de los líderes. Religiosos celosos de los mandamientos de Dios, hombres que conocían, y quizá a los únicos a los que les era permitido, leer los mandamientos, a los profetas, los escritos sagrados. Hombres profundamente “respetuosos” de Dios. Al menos, eso parecía a la vista de los hombres, del pueblo. Los encargados de guiar al pueblo hacia a Dios eran, contradictoriamente, aquellos quienes buscaban asesinar a Dios hecho hombre.

No era fácil para ellos deshacerse de todas esas estructuras de hombres que, si bien podían estar justificadas en la Palabra de Dios, no eran más que mandamientos de hombres, alejados del corazón de Dios. Estructuras que cegaron sus ojos, cerraron sus oídos, nublaron su entendimiento. ¿Cuánta religiosidad es necesaria para que lleguemos a ser incapaces de ver a JESÚS, al verdadero JESÚS?

Cuando JESÚS envía a Sus discípulos a predicar les advierte de la persecución que enfrentarían. Básicamente JESÚS les dice: si ellos hablan e intentan todo eso en contra mía, ¿cuánto más a ustedes? Si ellos dicen que Yo soy del diablo, ¿cuánto más a ustedes?

Estas palabras son muy muy muy fuertes. Porque los mismos discípulos tuvieron que enfrentar sus propias estructuras e ideas de quien era Dios, y tuvieron que dejarse guiar por JESÚS y, después por el Espíritu, para entender en plenitud la revelación de JESÚS. Creo que algo que los discípulos pudieron percibir en JESÚS, que no habían experimentado nunca antes y que les mantuvo firmes en Él fue que hallaron en Él vida, hallaron en Él verdad que alimenta, hallaron en Él el camino al Padre y una revelación del Padre que jamás habían conocido antes.

Al leer la advertencia respecto a las consecuencias de seguir a JESÚS (Mateo 10:16-39), muchas podrán preguntar: ¿entonces qué caso tiene seguir a JESÚS si todo lo que se espera es persecución, son azotes, son burlas, señalamientos, nuestra reputación delante de los hombres quedará por los suelos, muerte? Y la respuesta es dada por JESÚS en esos mismos pasajes: el Espíritu hablará a través de nosotros (v.20), seremos salvos (v.22), la verdad será manifiesta (v.26), nuestra vida será de gran valor para el Padre (v.31), Él nos confesará delante del Padre (v.32), hallaremos vida (v.39).

Y en esos mismos versículos, JESÚS constantemente dice: no teman (v.26, 28, 31). No temas.

Confío que los tiempos de aflicción no son comparables en la gloria futura que ha de manifestarse (Rom. 8.18).

Dios guíe a quienes enfrentan persecución a causa de Su Nombre a ser guardados de caer, que Dios los fortalezca para perseverar hasta el fin. Porque nuestro Dios es fortaleza, porque nuestro Dios es refugio, porque nuestro Dios es fiel.

Anuncios

Un comentario »

  1. Gran texto… Y Me encanta esta canción porque somos deseables para Dios, no importa que los demás se burlen d notros, nos maltraten,etc.. . Y eso me agrada saber que a pesar d todo somos deseables. Dios nos da fuerzas aunque no las tengamos, …..Sabes algo asi necesitaba leer broo gracias por compartir…Me encanto lo q dice Mateo 10:2o ( La respuesta)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s