mira al cielo y, si puedes, cuenta las estrellas

“Tiempo después, el Señor le habló a Abram en una visión y le dijo: —No temas, Abram, porque yo te protegeré, y tu recompensa será grande. Abram le respondió: —Oh Señor Soberano, ¿de qué sirven todas Tus bendiciones si ni siquiera tengo un hijo? Ya que Tú no me has dado hijos, Eliezer de Damasco, un siervo de los de mi casa, heredará toda mi … Continúa leyendo mira al cielo y, si puedes, cuenta las estrellas

¿no te da esperanza tu vida de integridad?

“Antes alentabas a mucha gente     y fortalecías a los débiles. Tus palabras daban apoyo a los que caían;     animabas a los de rodillas temblorosas. Sin embargo, ahora que las desgracias te acosan, te desanimas;     te llenas de miedo cuando te afectan a ti. ¿No te da confianza tu reverencia a Dios?     ¿No te da esperanza tu vida de integridad?” Job 4.3-6 … Continúa leyendo ¿no te da esperanza tu vida de integridad?

confusa y perturbada

“Cuando Elisabet estaba en su sexto mes de embarazo, Dios envió al ángel Gabriel a Nazaret, una aldea de Galilea, a una virgen llamada María. Ella estaba comprometida para casarse con un hombre llamado José, descendiente del rey David. Gabriel se le apareció y dijo: «¡Saludos, mujer favorecida! ¡El Señor está contigo!». Confusa y perturbada, María trató de pensar lo que el ángel quería decir. … Continúa leyendo confusa y perturbada

una carta abierta a la iglesia en América

Por Jon Foreman publicada en Huffingtonpost.com ¡Oh iglesia en América!, yo soy tú. El hijo de un pastor: nacido en la costa oeste, criado en el este. Lucho con la fe de mis padres: Martin Luther King, Bonhoeffer, Kierkegaard, St. Paul, Abraham. Hemos nacido de una historia de gloria y vergüenza. Desde la cruz hasta la inquisición, desde la esclavitud hasta los derechos civiles. Sí, … Continúa leyendo una carta abierta a la iglesia en América

porque estimado seré en los ojos del Señor, y el Dios mío será mi fuerza

“Oídme, costas, y escuchad, pueblos lejanos. El Señor me llamó desde el vientre, desde las entrañas de mi madre tuvo mi nombre en memoria. Y puso mi boca como espada aguda, me cubrió con la sombra de su mano; y me puso por saeta bruñida, me guardó en su aljaba; y me dijo: Mi siervo eres, oh Israel, porque en ti me gloriaré. Pero yo … Continúa leyendo porque estimado seré en los ojos del Señor, y el Dios mío será mi fuerza

si hubiéramos vivido en los días de nuestros antepasados

“¡Qué aflicción les espera, maestros de la ley religiosa y fariseos! ¡Hipócritas! Edifican tumbas a los profetas que sus antepasados mataron, y adornan los monumentos de la gente justa que sus antepasados destruyeron. Luego dicen: “Si hubiéramos vivido en los días de nuestros antepasados, jamás nos habríamos unido a ellos para matar a los profetas”.” Mateos 23.29,30 NTV   El testimonio de la historia puede … Continúa leyendo si hubiéramos vivido en los días de nuestros antepasados

¡tal vez hasta se encuentren peleando contra Dios!

“Al oír esto, el Concilio Supremo se enfureció y decidió matarlos; pero uno de los miembros, un fariseo llamado Gamaliel, experto en la ley religiosa y respetado por toda la gente, se puso de pie y ordenó que sacaran de la sala del Concilio a los apóstoles por un momento. Entonces les dijo a sus colegas: «Hombres de Israel, ¡tengan cuidado con lo que piensan … Continúa leyendo ¡tal vez hasta se encuentren peleando contra Dios!

si tan solo hubieras estado aquí

“Cuando María llegó y vio a JESÚS, cayó a sus pies y dijo: —Señor, si tan solo hubieras estado aquí, mi hermano no habría muerto. Cuando Jesús la vio llorando y vio a la gente lamentándose con ella, se enojó en su interior y se conmovió profundamente. —¿Dónde lo pusieron? —les preguntó. Ellos le dijeron: —Señor, ven a verlo. Entonces JESÚS lloró. La gente que … Continúa leyendo si tan solo hubieras estado aquí