Archivo de la categoría: Poemas

nos dijeron que no podíamos soñar

Estándar

nos dijeron que no podíamos soñar
y si soñábamos
sólo permitidos
eran sus sueños

intentaron callar la voz nuestra
que de lunas y soles
y universos nuevos
vestían una esperanza viva

ahogaban en intentos
el corazón quebrantado
por una realidad
que ajena a ellos
definía nuestros anhelos

orillados éramos
a la definición que en ellos
era indecible
pero que en nosotros
vestían las mañanas

soñábamos, sí, soñamos
hablábamos, sí, hablamos
latíamos, sí, latimos

porque de sueños Suyos
verdaderos sí,
se vistió nuestra esperanza

porque sus condenas
detener no podían
la grandeza de Su voz
que con solo pronunciar
traía vida en sueños
y realidades más

el poema que no he podido escribir

Estándar

conocí su voz en aquella mañana fría
abrazada por el calor de la iglesia perseguida
por aquellos que siendo hermanos
alejados de Su cuerpo a vivir nos obligan

a mi lado le encontré en palabras pronunciadas
que intentaron limpiar las lágrimas
de una Navidad dolida en angustias
que en el espíritu se comparten en vidas

no quise fijar mi corazón en su mirada
yo tenía dolor pero aún mas tenía angustia
pero las palabras en sus ojos
motivaban sonrisas y alimentaban esperanzas

quise, por instantes, escribir poemas de amor
intenté, en segundos, acariciar las esperanzas
soñé, volví a soñar, en oportunidades eternas
y regresé, aquí, confiando en Su promesa.

¿quién puede escribir amores sublimes
sino el Padre que les sujeta?
¿quién puede alimentar al corazón
sino Su Espíritu que nos consuela?
¿quién nos acercará a la eternidad
sino el Hijo que en días nos habita?

y ayer volvió usted, aquí,
con más esperanzas y sueños
y aún más palabras
que de un corazón apasionado por Él
alimentaron días de este verano

ya no era invierno, no, ya no era invierno
más es verano lleno de soles
que juegan entre nubes y lluvias de color
sí, de nuestros colores

¿quién podrá detener al amor de nuestro Padre
que en días comparte con hijos que enamorados
se descubren en un verano suave
que de agua viva nos invade?

¿quién podrá escribir este poema
en vidas, en nuestra vida, en Su vida
que rendida a Él
permanece en Su promesa?

vivir a diario

Estándar

Si los soles se extinguen
las estrellas palidecen
los planetas se detienen
y las inmensidades desaparecen
¿qué me quedará hoy?

Si los cielos se agitan
hasta dejar de contenerse
y los vientos que palpitan
desesperados enloquecen
¿Qué respiraré hoy?

Si los mares serenos
ajenos se convierten
los ríos amenos
agotados desaparecen
¿Qué beberé hoy?

Si los montes imponentes
se cubren de ceniza
los valles refrescantes
se muere su sonrisa
¿dónde habitaré hoy?

Si la gente que he amado
se aleja sin regreso
el hijo que he esperado
posterga su comienzo
¿a quién abrazaré hoy?

Si el cuerpo en que habito
languidece afrentado
el alma hecha añico
dolida me ha cansado
¿en qué me sujetaré hoy?

 

Domingo 24 de Abril de 2011
Guadalajara, Jalisco, México
21.43

quiero ser como ese silencio que grita con la vida

Estándar

quiero ser como ese silencio que grita con la vida
que ni aún el más profundo miedo detiene
que ni aún la más profunda muerte domina
  
quiero gritar con los días que vivo
callando las palabras sin sentido
que surgiendo solo de la boca contaminan

quiero confesar con los sueños eternos
la sublime libertad y gracia que nos visten
que transforman este corazón enamorado

somos ese silencio que callar no puede
habitados por la plenitud de Aquel
que todo lo llena en todo

somos palabra que se vive
sueños que se cultivan
realidades que transforman

somos gritos de libertad y de justicia
por aquellos que en cautivad perecen
en un mundo que sin propósito esclaviza

quiero ser como ese silencio que grita en días
en sueños, en realidades, en vidas,
en la eternidad toda

quiero ser como ese silencio que confiesa
Su amor y Su justicia que en Su cuerpo se conjugan
porque ni sacrificios ni ofrendas agradarte pudieron

la sangre de Abel

Estándar

hoy el sol brilla diferente

en este enero, en este tiempo,

el sol brilla con la intensidad de vidas

con la intensidad de historias

con la intensidad de un pasado

que se conjuga en nuestra sangre.

 

hoy el sol brilla diferente

brilla desde el cielo en nuestro rostro

brilla desde el cielo en nuestros ojos

brilla desde el cielo en nuestro corazón

 

¿cuántas vidas se conjugan en nuestra vida?

¿cuántas vidas clamaron en sangre

libertad anhelante?

¿escuchas sus voces?

¿las oyes clamar

desde nuestra sangre?

 

un clamor ardiente que en sangre se escribió

la sangre de ellos que en angustia perecen

entre silencios y voces y gritos de dolor

desde adentro, desde muy adentro

claman a Dios hoy.

 

no cerremos nuestro oído

que Su voz despertó

desde aquella eternidad

cuando Él nos consoló.

de dolor y de angustia profunda

Estándar

no he podido dormir

los pensamientos de dolor.

no he podido callar la angustia profunda

que en lo espiritual se comparte.

no he podido siquiera mirar los ojos

de aquellos que en oscuridad

anhelan la luz de Verdad.

 

pensamientos de dolor

que acumulados por siglos

hoy se conjugan en la realidad nuestra

y de ellos también

que murieron en el silencio

que les sentenció en soledad.

 

angustia profunda que grita fuerte

en ese silencio que ya no puede ser mas

porque en la saciedad del entendimiento humano

hemos llenado la Verdad.

 

tú, nosotros, llamados a ser luz

hemos convertido la causa del inocente

en mero entretenimiento humano

que si bien sacia al orgullo

no combate la oscuridad.

 

tú, nosotros, hemos gritado

sin siquiera abrazar

al pobre de espíritu

que en angustia de sueños

se consume ya.

 

tú, nosotros, callamos cuando hablar debemos,

hablamos cuando en obediencia

debimos caminar.

 

¿quién podrá mirar tu obras muertas

que en vida crees que están?

¿quién podrá salvarte cuando en arrepentimiento

se nos ordena andar?

 

¡oh! pobre inocente

que creemos culpable eres

por nuestras palabras sin amor.

¡oh! despreciado hombre

que buscando consuelo

has encontrado condenación.

 

vuélvete tú, amada, vuélvete tú

al amor que al principio se te reveló

porque siendo despreciada

has sido deseada

porque siendo condenada

has sido redimida.

 

vuélvete tú, amada, vuélvete tú

a la humildad que en arrepentimiento

te permitirá andar.

un beso

Estándar

Voy a escribir un beso de realidades infinitas

donde los versos no se pronuncian, se sienten,

donde los sueños no se piensan, se realizan.

*

Escribiré un beso en el contorno de tus labios

para saborear la sensación matutina

de tus besos sólo míos.

*

Escribiré ese beso con tinta nuestra,

roja como el triunfo,

azul como tus ojos,

verde como mis anhelos.

*

¿Y cómo es que un beso se escribe? Preguntas.

Así como ahora se escriben estas letras,

en tus labios, sólo míos,

en mis besos, sólo tuyos.

 

Publicado originalmente en: https://republicavirtual.wordpress.com/2011/05/04/un-beso/

si los sueños fueran de poemas

Estándar

si los sueños fueran de poemas

que en quietud callados contemplan

el amor y la justicia que en Su cuerpo

en perfección se conjugan

 

si los sueños fueran nuestros

de Él y Su pueblo

acompañados de suaves cantos

que con autoridad lo proclaman

 

si las realidades nuestras

por los sueños contagiadas fueran

sin dudar los espíritus secos

desbordarían manantiales eternos

 

si el desconsolador desierto

que a nuestro alrededor se impone

clamara dolido en lamento

con la voz de huestes quebrantadas

 

si los sueños fueran tan cercanos

más aún que la realidad gélida

no habría en nosotros llanto

mas alegría que en paciencia espera

 

a México, que nos duele hoy más aún.

el poema que no termina

Estándar

el tiempo nos hace fuertes

y a madurar nos ayuda

porque en la espera

la paciencia es formada

 

hoy son nueve y son meses

desde aquella tarde que escribió el Padre

para mostrarme con profunda verdad

cuan sublime es

el enamorarse en el espíritu

 

hoy termina el poema que no termina

porque si bien usted ha contemplado

los días de la mano de alguien

hoy el Padre me permite

entender que esta espera

de lo sublime ha surgido

 

ayer le descubrí en fotos

que revelaban su amor

un amor que se viste

de los sueños de alguien

que no soy yo.

 

y mientras el corazón que clamó en letras

dolido se mostraba

el Padre habló a él

para consolarle en Su verdad

de que ni días ni meses

ni siglos jamás

podrán apagar el amor

que de Su Espíritu surgirá.

 

hoy fueron nueve y fueron meses

de una enseñanza que vistió al corazón

porque si de algo agradecido estoy al Padre

es de un poema que escribió Él en mi corazón.

y nos vio Él

Estándar

entre las multitudes de imágenes que ahí se congregan

tan vacías unas tan llenas otras

encontré una foto, una foto de usted

tan llena de usted.

 

su foto llegó a la búsqueda de su nombre

entre el ánimo mío que fuerte desea verle

una vez más, otra vez más

como aquella tarde que nos vimos.

y nos vio Él.

 

en su foto su mirada habla

y mis ojos pueden oírle

diciendo lo que en estos meses

no se ha dicho.

 

¿quién habla más:

una foto suya o el corazón mío que busca de usted?

¿y quién escucha más:

estos ojos míos cautivados

o estos días suyos en donde lo sujeto?

 

 

cierro mis ojos y usted permanece en mi mente

como cuando el corazón mío escribir poemas busca

en letras que de estos meses surgen

porque promesas eternas jamás perecen...